21 mayo 2015

El III Congreso de Latín Vivo y su proyección pedagógica

¿Y si retomáramos algunas de las ideas que se formularon hace más de 50 años?

 El III Congreso de Latín Vivo y su proyección pedagógica.
JOSÉ JIMENEZ DELGADO, Catedrático de Latín de la Universidad Pontificia de Salamanca, 1964.

En el primer artículo (ver infra) se analizan las sesiones de estudio y las conclusiones obtenidas en el Tercer Congreso Internacional de Latín Vivo en Estrasburgo, del 2 al 4 de septiembre de 1962. Entre las conclusiones a las que se llegó figura el deseo de designar una Comisión que abogase por mantener la enseñanza del latín y por utilizar los términos latinos destinados a expresar los conceptos, que no tenían equivalente inmediato en la lengua latina clásica. Además, aspiraba a formar una colección internacional de Lecturas Latinas, seleccionadas tanto de la Antigüedad y de la Edad Media como de la Latinidad Moderna. Se deseaba dar más eficacia a la enseñanza del latín facilitando a los maestros instrumentos audiovisuales que permitieran a los alumnos seguir los ejercicios del latín. El Congreso deseaba que los congresistas siguieran manteniendo relaciones entre sí y que animasen a sus alumnos a practicar la correspondencia latina con estudiantes de diferentes países.

En el segundo artículo se comenta la exposición bibliográfica que con motivo de dicho Congreso funcionó en una de las salas del Palacio de la Universidad, en donde se estudió algunas de las obras y revistas que representaban mayor novedad, bien por temática o por sus métodos, por su presentación o poder tener una proyección más decisiva en el campo didáctico. Entre las revistas expuestas, destacan los comentarios relativos a: 'Vita Latina', 'Palaestra Latina' o 'Latinitas'. También se expusieron libros de importancia en cuanto a su gramática: métodos de latín, diccionarios y vocabularios en latín y novedades de textos de la lengua latina y de su enseñanza, entre los que destaca Lingua latina secundum naturae ratione explicata, del profesor Hans H. Oerberg, un método original y admirable (*).

CONCLUSIONES DEL CONGRESO


La preocupación pedagógica, reflejada en las sesiones de estudio y en los discursos, necesariamente había de repercutir en los votos del Congreso. En esto el III Congreso Internacional de Latín Vivo no ha hecho más que seguir las directrices de los dos Congresos anteriores, sólo que éste se propone ya unas metas más concretas y ambiciosas: un léxico moderno de términos latinos, una colección internacional de Lecturas Latinas y una mayor modernización en los métodos de enseñanza.

Dicen así las conclusiones del Congreso :

«El III Congreso Internacional de Latín Vivo, celebrado en Estrasburgo del 2 al 4 de septiembre de 1963, después de confirmar los votos de los Congresos precedentes, el de Aviñón (1956) y el de Lyón (1959),

CONSIDERANDO, como consecuencia de sus tareas, que el latín continúa siendo en el dominio de las ciencias matemáticas, físicas, biológicas y humanas un medio eficaz y comprobado de comunicación entre los sabios:

CONSIDERANDO, por la experiencia realizada en Estrasburgo en el curso de las reuniones, que el latín ha permitido a sus miembros, procedentes de veinticinco naciones distintas, muchos de los cuales no eran del ramo de las disciplinas filológicas, entenderse perfectamente tanto en las sesiones públicas como en las privadas.

RUEGA RESPETUOSAMENTE a los organismos culturales internacionales traten de impulsar los esfuerzos de todos aquellos que por sus trabajos o su enseñanza se esfuerzan en mantener no sólo el conocimiento, sino también el uso de una lengua que ha servido, ya en el pasado, de lazo de unión entre los hombres y ha contribuido a abolir las fronteras nacionales en el dominio del pensamiento, donde dichas fronteras no tienen razón de ser, y presenta los siguientes votos:

1º El Congreso propone que se designe una Comisión internacional con miras a establecer un léxico de términos latinos destinados a expresar los conceptos, del orden que sean, que no tienen equivalente inmediato en la lengua latina clásica.
Considerando que los esfuerzos individuales, por meritorios que sean, ofrecen el riesgo de provocar un lamentable estado de anarquía, el Congreso desea que este trabajo se base en un despojo sistemático del vocabulario latino de textos científicos y técnicos, partiendo de la Antigüedad; y que los organismos nacionales de investigación científica sean requeridos a prestar una copiosa contribución a esta empresa, cuyo carácter urgente y práctico no ha de hacer olvidar que presenta también un gran interés científico.

2º Aspira a que se vaya formando una colección internacional de Lecturas Latinas, seleccionadas tanto de la Antigüedad y de la Edad Media como de la Latinidad moderna; que los volúmenes de esta colección tengan un carácter sencillo y hagan resaltar la originalidad respectiva de cada texto y de cada edad.

Desea que para dar más eficacia a la enseñanza del latín se facilite a los maestros instrumentos audiovisuales que permitan a los alumnos seguir corrientemente los ejercicios de latín; que se organicen, a escala internacional, convivencias periódicas con práctica de conversación y de cultura latina en diferentes países; que se ponga a disposición de los alumnos un resumen de las reglas esenciales de sintaxis latina, y que se fomenten desde los primeros años de la Enseñanza media métodos de enseñanza directa y progresiva del latín.

El Congreso desea que los congresistas sigan manteniendo relaciones entre si y que animen a sus alumnos a practicar la correspondencia latina con estudiantes de diferentes países.
Formula el voto de que el próximo Congreso se tenga de aquí a tres años en un país fuera de Francia, y preferentemente en Roma.»

FUENTES:

El III Congreso de Latín vivo y su proyección pedagógica
Jiménez Delgado, José.
Revista de educación. Madrid, 1964, nº 159; p. 14-17 (DESCARGAR ARTÍCULO)

El III Congreso de Latín vivo y su proyección pedagógica: conclusión
Jiménez Delgado, José.
Revista de educación. Madrid, 1964, nº 160; p. 60-66 (DESCARGAR ARTÍCULO *)

(*)  «El secreto del método está en aprender el latín por el latín. En él no entra ninguna palabra extraña. Desde el primer día todo es latín. El mérito está en saber escoger y graduar de tal forma el vocabulario, los temas y los ejercicios que efectivamente puedan ser asimilados con facilidad por el alumno desde la primera lección (...) Aunque parezca extraño, la experiencia, constatada por profesores escépticos en un principio, está demostrando que este método es eficaz para la traducción de obras de autores latinos de dificultad corriente y además adiestra paulatinamente en la tarea de hablar y escribir latín (...) A fuerza de ejercicios se va poco a poco dominando la morfología latina, la sintaxis y el léxico. Además en los temas se ha puesto tanto cuidado en hacer resaltar las costumbres y civilización antigua de los romanos, que los alumnos, sin darse cuenta, se van familiarizando con ella, superando así la barrera que separa la mentalidad moderna de la antigua (…) En una palabra, es un método original y admirable: original, porque marca rumbos completamente nuevos para la enseñanza del latín, dando vida y animación a esta enseñanza; admirable, porque, gracias a él, se llega a aprender la lengua y la cultura latina con facilidad, con relativa rapidez y, sobre todo, con satisfacción.» 
José Jiménez Delgado

¿Y si olvidáramos los errores del pasado y volviéramos a enseñar Latín como lo hacían los Humanistas?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estoy firmemente convencido de que los comentarios en un blog son necesarios y, además, dicen mucho acerca del interés de los lectores por éste.
Por ello nunca he sido partidario de censurarlos ni borrarlos. No obstante, suscribo todas y cada una de las palabras de Jordi Adell: "Sobre los comentarios en este blog".