19 abril 2011

Fabulae scaenicae ad linguam Latinam docendam


Proponer a los alumnos representar escenas, dramatizaciones y pequeñas obras de teatro, proporciona gran fuerza a la actividad docente, involucrando a los estudiantes en una forma activa de aprendizaje que constituyó uno de los pilares del ars docendī ya en el Renacimiento y en la ratiō studiōrum de los jesuitas.

Las propuestas de la escuela de Rouse son muy útiles, porque siempre tienen un punto de vista especial para las estructuras y las formas de aprender. Por supuesto, para este fin también se pueden utilizar algunos capítulos de Familia Rōmāna o los Colloquia persōnārum



  • Appleton, R. B.: Lūdī Persicī, Oxford University Press, London 1921.
  • Jones, W. H. S. – Appleton, R. B.: Perse Latin plays (Gemini, Puer qui a ludo se abstinuit, Somnium, Furtum). Original plays for the teaching of Latin to middle forms in schools, with an introduction on the oral method of teaching the classics, and an introduction to the method of using the book in class, W. Heffer, Cambridge 1913.
  • Newman, M. L.: Easy Latin plays, G. Bell and Sons, London 1913.
  • Paine, W. L. – Mainwaring, C. L.Ryle, E.: Decem fābulae puerīs puellīsque agendae, Clarendon Press, Oxford 1923.
  • Paxson, S.: Two Latin plays for high-school students,  Ginn and Company, Boston, 1911.
  • Rouse, W. H. D. – Happold, F.Crossfield, F.: Two plays from Perse school, W. Heffer & Son, Cambridge 1921.
  • Schlicher, J. J.: Latin plays for student performances and reading, Ginn and Company, Boston, 1916.
Los libros más recientes, aunque a tener en cuenta, sin embargo son menos adecuados para el fin que perseguimos:
  • Burnell, D.: Vesuvius and other Latin plays, Cambridge University Press, Cambridge 1991. 
  • Lyne, G. M.: Persōnae cōmicae, Bolchazy-Carducci, Wauconda 1992 [buen libro de escenas de estilo plautino].
  • Story, P.: Three plays (The Ghosts, The Thieves & the Jewels, The Egyptian Ring)Cambridge Latin Course.

(Artículo traducido y ampliado a partir de la web VivariumNovum.it)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estoy firmemente convencido de que los comentarios en un blog son necesarios y, además, dicen mucho acerca del interés de los lectores por éste.
Por ello nunca he sido partidario de censurarlos ni borrarlos. No obstante, suscribo todas y cada una de las palabras de Jordi Adell: "Sobre los comentarios en este blog".