25 febrero 2007

CONSCENDITE VEHICVLVM TEMPORIS

José Antonio Rojas Carrera (Jarcius), profesor de latín gaditano que trabaja desde hace dos años con el curso 'Lingua Latina', animado por las palabras de Terentius Tunberg (y, en mi opinión, inspirado por H.G. Wells) nos propone un interesantísimo viaje en la máquina del tiempo:

"lingua Latīna non est res tantum antīqua, non est unā cum gente Romānā exstincta. immo potius commūnis illīus litterārum Latinārum patrimonii (…) minima pars est antīqua. per aevum non sōlum medium, quod dicitur, verum etiam recentiōra saecula, florēbat lingua Latīna, florēbant litterae Latīnae.
(…) Latinitas media et moderna (…) omnium doctōrum, quacumque linguā vernaculā utebantur, vinculum exstābat, quod quamvis nemini vernaculus sermo fuerit Latīnus, litterae Latīnae sicut vix antea florēbant. (…) his enim litteris continētur cultūs civīlis Europaei fundamentum."
Terentius Tunberg (leer artículo completo)

Convencido de que el Latín no es sólo una lengua antigua, sino la lengua común de los hombres sabios, vigente a través de los siglos (aunque en la actualidad su uso se haya reducido drásticamente), Jarcius nos presenta una colección de textos que abarcan distintas épocas y autores, anotados de manera similiar a 'Familia Romana' de Hans Orberg.

Bajo el sugerente título de CONSCENDITE VEHICVLVM TEMPORIS, estos fragmentos de obras latinas de todas las épocas se pueden presentar a nuestros discípulos, dedicando unos 15 minutos un día por semana, para su lectura y posterior traducción al español. De este modo induciremos a los alumnos de Humanidades al estudio de la Latinidad perenne y no sólo de la literatura romana antigua.

Entre otros, se incluyen textos de autores como John Owen, Descartes, Isaac Newton, Tomás de Aquino, Galileo Galilei, Spinoza o un poema de los Carmina Burana.

DESCARGA EN PDF: http://www.culturaclasica.com/lingualatina/conscendite_vehiculum_temporis.pdf


Terentius Tunberg et Cælestis Eichenseer inter conventum Latinum breviter de linguæ Latinæ usu loquuntur:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estoy firmemente convencido de que los comentarios en un blog son necesarios y, además, dicen mucho acerca del interés de los lectores por éste.
Por ello nunca he sido partidario de censurarlos ni borrarlos. No obstante, suscribo todas y cada una de las palabras de Jordi Adell: "Sobre los comentarios en este blog".