15 noviembre 2005

Consejos de Hans ORBERG a los profesores

Mi primer consejo es que los profesores se liberen de la idea inveterada de que una frase latina no se entiende sin previa consulta de un glosario, análisis gramatical y traducción al pie de la letra. Lo principal es acostumbrar a los alumnos a deducir el sentido de las palabras y las reglas gramaticales por su propia observación del texto. Esto es posible con mis textos elementales porque son inteligibles a partir del contexto. Sin embargo, los alumnos necesitan cierta ayuda para poder hacer las observaciones pertinentes en cada capítulo. A tal efecto se facilita la guía Latine disco, manual que contiene tanto explicaciones gramaticales como informaciones reales. Este manual ha sido traducido y adaptado al español por mis amigos los profesores Emilio Canales Muñoz y Antonio González Amador. Constituye un medio para asimilar la gramática, no para traducir los textos, porque los alumnos pueden leerlos y entenderlos inmediatamente sin traducir, hasta sin necesidad de traducir: ¡los alumnos mismos sienten que la traducción es algo superfluo, una pérdida de tiempo, cuando ya han entendido el texto! Si el profesor, para verificar la comprensión, pide a los alumnos que traduzcan, éstos lo hacen sin problemas. El hecho es que lo que uno ha entendido bien puede sin más reproducirlo en su lengua materna. Por lo demás, el control de la comprensión del texto, de la gramática y del léxico, se realiza convenientemente mediante ejercicios, tanto los llamados Pensa, que se hallan al final de cada capítulo, como los ejercicios suplementarios publicados en volúmenes separados: Exercitia Latina I y II. Está disponible también una versión interactiva en CD-ROM de los Pensa. Hans Orberg

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estoy firmemente convencido de que los comentarios en un blog son necesarios y, además, dicen mucho acerca del interés de los lectores por éste.
Por ello nunca he sido partidario de censurarlos ni borrarlos. No obstante, suscribo todas y cada una de las palabras de Jordi Adell: "Sobre los comentarios en este blog".